BOOKI

BOOKI

lunes, 19 de febrero de 2018

DIME QUE ME QUIERES




CONCURSO LITERARIO 
“DIME QUE ME QUIERES”
CEIP SOR ÁNGELA DE LA CRUZ. Sevilla, 14 de febrero de 2018

“No te olvides que el amor es gratis y, por lo tanto, compartirlo, aunque sea en una hoja de papel, es fantástico regalo para aquel que pueda leerlo”.
Como cada año, os animamos a participar en nuestro concurso que se regirá por las siguientes BASES.
1.     Para participar deberás formar parte del alumnado del colegio Sor Ángela de la Cruz.

2.     La declaración de amor podrá hacerse en verso o en prosa, a gusto del escritor.

3.     Tu “declaración” debe tener una extensión máxima de tres folios.

4.     La carta se presentará sin firmar junto con un papel de  pequeño tamaño con los datos del participante. Todo esto va metido en un sobre cerrado y con el título “Dime que me quieres” escrito en el exterior.

5.     La fecha tope de entrega será el 28 de febrero.

6.     Deberá ser entregado en la tutoría que lo derivará a la coordinadora de biblioteca.

7.     A los ganadores del concurso se les dará un premio. Habrá uno por ciclo.

8.     El Jurado estará formado por profesores del CEIP Sor Ángela de la Cruz.

9.     El Premio se dará a conocer en la Semana Cultural de nuestro Centro.


Esperamos que os ANIMÉIS a participar.

El Claustro de profesores


lunes, 12 de febrero de 2018

CARNAVAL


Cómo celebran los niños el carnaval 

en los distintos países del mundo.


Alegría, música, baile, canciones, desfiles, disfraces y sobre todo, mucha diversión, hacen que el Carnaval sea una de las fiestas más divertidas del año. Tanto pequeños como mayores se lo pasan en grande. Es la excusa perfecta para que toda la familia al completo salga a celebrar la fiesta más alegre del año.
A los niños les encanta disfrazarse y convertirse, al menos, por un día, en su personaje favorito. No obstante, Carnaval, no sólo es música, color y disfraces, sino que también es relato y tradición, y por ello, en función del sitio en el que tenga lugar la celebración, los disfraces son distintos. Más llamativos o más tradicionales, el país entero se vuelca para celebrar esta gran fiesta que ya se ha convertido en un espectáculo para toda la familia.

Fiesta de Carnaval en el mundo

El Carnaval en el mundo
Los carnavales más conocidos del mundo y que ostentan el título de Fiesta de Interés Internacional son: Río de Janeiro (Brasil), Venecia (Italia), Barranquilla (Colombia), Tenerife y Cádiz (España).
- Carnaval de Río de Janeiro: Es carnaval en Río de Janeiro y los cariocas se echan a la calle a ritmo de samba para rendir culto a esta fiesta. Las escuelas de baile inundan el Sambódromo y el país entero vibra a ritmo de la música. Todos los años atrae a miles de visitantes de todo el planeta, y no es de extrañar, ya que se trata de uno de los desfiles más espectaculares del mundo. Un espectáculo en el que los niños también son los protagonistas.
Los más pequeños de la casa son los encargados de desfilar a ritmo de samba en una carroza dedicada especialmente para ellos. Asimismo, entre tanta celebración, los niños podrán degustar los sabrosos Brigadeiros, un dulce típico de Brasil elaborado a base de chocolate que hará las delicias de los más peques. Cuatro días de festejos que envuelven a los habitantes de Río.



- Carnaval de Venecia: El carnaval de Venecia es único en el mundo y su tradición se remonta al siglo XI. Los disfraces típicos del carnaval veneciano son trajes de época del siglo XVII.
Una de las cosas que más llama la atención a los turistas que acuden a la bella ciudad italiana, son las preciosas máscaras, que constituyen el elemento más característico de esta tradición veneciana. Una fiesta donde tiene cabida la diversión para toda la familia.
Los niños son las grandes estrellas de esta fiesta, ya que son los encargados de elegir a la máscara más bonita de todo el Carnaval. Venecia se transforma en un auténtico escenario teatral donde los bailes, las canciones, el teatro de títeres y la belleza de los trajes y las máscaras son su gran seña de identidad.
El carnaval veneciano está dedicado, sobre todo, a los niños. En Campo San Polo, se desarrolla la fiesta dedicada a los más pequeños de la casa, donde actores y animadores invitan a los niños a jugar con las historias y las máscaras del Carnaval veneciano.
Saltimbanquis, payasos y arlequines serán los encargados de transportar el encanto del carnaval veneciano a los más pequeños. Diez días en los que Venecia se ve envuelta en un espectáculo teatral repleto de magia.



- Carnaval de Barranquilla: Es uno de los más reconocidos del mundo y el más colorido y llamativo de toda Colombia. Es la fiesta en la que puede disfrutar toda la familia. El Carnaval de los niños es un espacio de participación para los pequeños, en el que se resaltan los valores y las tradiciones culturales. Además de conocer la historia y tradición, los peques podrán formar parte de los desfiles, carrozas, espectáculos y la batalla de flores que tiene lugar cada año. Los disfraces más tradicionales del carnaval barranquillero son el de marimonda, el garabato, el congo, el torito y el monocuco.
En esta celebración, los niños se convierten en los verdaderos protagonistas, donde incluso, gozan de su propio desfile en el que podrán elegir a sus propios reyes del Carnaval. Ellos, con su alegría, ternura y espontaneidad, muestran el amor por estas fiestas, que han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad.



- Carnaval de Tenerife: Desfiles, carrozas, reinas, comparsas, murgas, todo parece indicar que se acerca ¡el Carnaval de Tenerife! En esta época, grandes y pequeños se lanzan a la calle para bailar al son de las orquestas callejeras y de los ritmos tropicales que inundan esta isla de Canarias durante más de una semana. En el carnaval tinerfeño, los niños también pueden formar parte de esta tradición, participando en el concurso de murgas infantiles y eligiendo a su propia reina del Carnaval.
Asimismo, cuentan con su propio Carnaval, el Carnavalito, y podrán ser testigos de los disfraces más espectaculares en el concurso que tiene lugar cada año. Otro de los grandes atractivos para los críos, son las numerosas actuaciones y espectáculos que tienen lugar en La Plaza del Príncipe, de Europa y de la Concordia. Allí los niños podrán dar rienda suelta a su fantasía y adentrarse en la  historia del carnaval con las actividades que la isla tiene preparadas para ellos.





- Carnaval de Cádiz: Frente a los espectaculares desfiles y carrozas que envuelven a medio mundo durante esta época, el Carnaval de Cádiz se caracteriza por la ironía y la burla de las chirigotas gaditanas. Su sentido del humor es lo que hace tan especial a este carnaval gaditano. Del mismo modo que los mayores tienen espacio para dejar volar su imaginación, los pequeños se abren hueco en este alegre Carnaval para demostrar su gran sentido del humor en el concurso de murgas, comparsas y chirigotas infantiles que tiene lugar cada año.



Se acercan los Carnavales y es hora de enfundarse en un disfraz y una máscara para salir a la calle a festejar, porque ante todo, 
¡¡¡LA VIDA ES CARNAVAL!!!

EL CARNAVAL

EL ORIGEN DEL CARNAVAL

          Los carnavales están ya a la vuelta de la esquina. Todos andamos como locos preparando los disfraces. La música de fiesta y el alboroto no se harán esperar mucho, y es necesario estar preparados para estos días alegres y divertidos que se avecinan.
          Sin embargo no está de más que los niños aprendan de donde viene esta costumbre y cuales fueron sus orígenes., el significado que tiene y porqué se realiza en estas fechas. Si queréis trabajar el carnaval, no solo haciendo disfraces, aquí encontraréis otras alternativas.

HISTORIA DEL CARNAVAL CONTADA A LOS NIÑOS

          El carnaval nació hace muchísimos años, mucho antes de que naciera Cristo, cuando los campesinos se reunían en el verano para celebrar las buenas cosechas y pedir a los dioses que les protegieran de los malos espíritus. Alrededor de una hoguera los hombres  se pintaban y cubrían el rostro con caretas mientras bailaban.

          Sin embargo, la primera fiesta de carnaval reconocida como tal , tuvo lugar en Egipto. Por unos días los egipcios ocultaban la clase social a la que pertenecían con una máscara en la cara, y se reunían en las calles para cantar y bailar. Se trataba de una fiesta pagana.

          Después los Romanos empezaron a celebar esta fiesta al comienzo de la primavera. Lo hacían en honor a Momo, el dios de la diversión y la burla. Y durante esta fiesta, que ellos la llamaban carrus navalis, paseaban por las calles a Baco, el dios del vino, sobre un barco con ruedas y toda la gente bailaba y se divertía alrededor suyo.


          Mas tarde, en la Edad Media, era costumbre llamar al carnaval "fiesta de la locura" porque la gente gustaba de gastar bromas en los lugares públicos oculta tras un disfraz. La Iglesia Católica trató de evitarlo, pero como no tuvo éxito incorporó la fiesta a su calendario considerándola un periodo de alegría y jolgorio antes de comenzar la Cuaresma, tiempo de oración y abstinencia.

          Las fiestas duraban tres días antes del Miércoles de Ceniza. La costumbre se extendió por toda Europa, y llegó hasta América de la mano de los conquistadores

          En España, durante el reinado de los Reyes Católicos la gente se disfrazaba para gastar bromas a los amigos, familiares..., pero cuando llegó Carlos I prohibió la fiesta porque atentaba contra las medidas de seguridad. Su hijo Felipe II y su nieto Felipe III, continuaron con la prohibición, hasta que Felipe IV volvió a dar permiso para que se celebrara esta antigua costumbre.


          Hoy en día los carnavales se celebran en muchos países del mundo, y a pesar de las diferencias culturales que existan entre ellos, durante unos días todo es alegría, y los bailes , desfiles y disfraces son algo que les une a todos ellos.
¿HAS PREPARADO YA TU DISFRAZ?

POESÍA PARA CARNAVAL

SI PINTO MI CARA
Si pinto mi cara
con muchos colores
y adorno mi traje
con cintas y flores,
si canto canciones
y llevo antifaz,
ríete conmigo
porque es carnaval.

martes, 30 de enero de 2018

DÍA DE LA PAZ





UN AÑO MÁS HEMOS CELEBRADO
EL DÍA DE LA PAZ.
CIENTOS DE FLORES LLEGARÁN
AL HOSPITAL VIRGEN
 DE LA MACARENA
PARA ALEGRAR EL DÍA 
A SUS PACIENTES.


JUEGOS DE LA PAZ

 SI QUIERES CELEBRAR EL 
30 DE ENERO, EL DÍA DE LA PAZ,
EN NUESTRO BLOG ENCONTRARÁS...

lunes, 29 de enero de 2018

EL MEJOR GUERRERO DEL MUNDO


Caucasum era un joven valiente, experto espadachín, que soñaba con convertirse en el mejor guerrero del mundo. En todo el ejército no había quien le venciera en combate, y soñaba con convertirse en el gran general, sucediendo al anciano cobardón que ocupaba el puesto. El rey le apreciaba mucho, pero el día que le contó su sueño de llegar a ser general, le miró con cierto asombro y le dijo:
- Tu deseo es sincero, pero no podrá ser. Aún tienes mucho que aprender.
Aquello fue lo peor que le podía pasar a Caucasum, que se enfureció tanto que abandonó el palacio, decidido a aprender todas las técnicas de lucha existentes. Pasó por todo tipo de gimnasios y escuelas, mejorando su técnica y su fuerza, pero sin aprender nuevos secretos, hasta que un día fue a parar a una escuela muy especial, una gris fortaleza en lo alto una gran montaña. Según le habían contado, era la mejor escuela de guerreros del mundo, y sólo admitían unos pocos alumnos. Por el camino se enteró de que el viejo general había estudiado allí y marchó decidido a ser aceptado y aprender los grandes secretos de la guerra.
Antes de entrar en la fortaleza le obligaron a abandonar todas sus armas. "No las necesitarás más. Aquí recibirás otras mejores". Caucasum, ilusionado, se desprendió de sus armas, que fueron arrojadas inmediatamente a un foso por un hombrecillo gris. Uno de los instructores, un anciano serio y poco hablador, acompañó al guerrero a su habitación, y se despidió diciendo "en 100 días comenzará el entrenamiento".
¡100 días! Al principio pensó que era una broma, pero pudo comprobar que no era así. Los primeros días estaba histérico y nervioso, e hizo toda clase de tonterías para conseguir adelantar el entrenamiento. Pero no lo consiguió, y terminó esperando pacientemente, disfrutando de cada uno de los días.
El día 101 tuvieron la primera sesión
. "Ya has aprendido a manejar tu primera arma: la Paciencia", comenzó el viejo maestro. Caucasum no se lo podía creer, y soltó una breve risa. Pero el anciano le hizo recordar todas las estupideces que había llegado a hacer mientras estaba poseido por la impaciencia, y tuvo que darle la razón. "Ahora toca aprender a triunfar cada batalla". Aquello le sonó muy bien a Caucasum, hasta que se encontró atado a una silla de pies y manos, subido en un pequeño pedestal, con decenas de aldeanos trepando para tratar de darle una paliza. Tenía poco tiempo para actuar, pero las cuerdas estaban bien atadas y no pudo zafarse. Cuando le alcanzaron, le apalearon.

El mismo ejercicio se repitió durante días, y Caucasum se convenció de que debía intentar cosas nuevas. Siguió fallando muchas veces, hasta que cayó en la cuenta de que la única forma de frenar el ataque era acabar con la ira de los aldeanos. Los días siguientes no dejó de hablarles, hasta que consiguió convencerles de que no era ninguna amenaza, sino un amigo. Finalmente, fue tan persuasivo, que ellos mismos le libraron de sus ataduras, y trabaron tal amistad que se ofrecieron para vengar sus palizas contra el maestro. Era el día 202.
-"Ya controlas el arma más poderosa, la Palabra, pues lo que no pudieron conseguir ni tu fuerza ni tu espada, lo consiguió tu lengua".
Caucasum estuvo de acuerdo, y se preparó para seguir su entrenamiento.
"Esta es la parte más importante de todas. Aquí te enfrentarás a los demás alumnos". El maestro le acompaño a una sala donde esperaban otros 7 guerreros. Todos parecían fuertes, valientes y fieros, como el propio Caucasum, pero en todos ellos se distinguía también la sabiduría de las dos primeras lecciones.
"Aquí lucharéis todos contra todos, triunfará quien pueda terminar en pie". Y así, cada mañana se enfrentaban los 7 guerreros. Todos desarmados, todos sabios, llamaban al grupo de fieles aldeanos que conquistaron en sus segundas pruebas, y trataban de influir sobre el resto, principalmente con la palabra y haciendo un gran uso de la paciencia. Todos urdían engaños para atacar a los demás cuando menos lo esperasen, y sin llegar ellos mismos a lanzar un golpe, dirigían una feroz batalla...
Pero los días pasaban, y Caucasum se daba cuenta de que sus fuerzas se debilitaban, y sus aldeanos también. Entonces cambió de estrategia. Con su habilidad de palabra, renunció a la lucha, y se propuso utilizar sus aldeanos y sus fuerzas en ayudar a los demás a reponerse. Los demás agradecieron perder un enemigo que además se brindaba a ayudarles, y recrudecieron sus combates. Mientras, cada vez más aldeanos se unían al grupo de Caucasum, hasta que finalmente, uno de los 7, llamado Tronor, consiguió triunfar sobre el resto. Tan sólo habían resistido unos pocos aldeanos junto a él. Cuando terminó y se disponía a salir triunfante, el maestro se lo impidió diciendo: "no, sólo uno puede quedar en pie".
Tronor se dirigió con gesto amenazante hacia Caucasum, pero éste, adelantándose, dijo:
- ¿De veras quieres luchar?. ¿No ves que somos 50 veces más numerosos? Estos hombres lo entregarán todo por mi, les he permitido vivir libres y en paz, no tienes ninguna opción.
Cuando dijo esto, los pocos que quedaban junto a Tronor se pusieron del lado de Caucasum. ¡Había vencido!
El maestro entró entonces con una sonrisa de oreja a oreja: "de todas las grandes armas, la Paz es la que más me gusta. Todos se ponen de su lado tarde o temprano". El joven guerrero sonrió. Verdaderamente, en aquella escuela había conocido armas mucho más poderosas que todas las anteriores.
Días después se despidió dando las gracias a su maestro, y volvió a palacio, dispuesto a disculparse ante el rey por su osadía. Cuando este le vio acercarse tranquilamente, sin escudos ni armas, sonriendo sabia y confiadamente, le saludó:
- ¿que hay de nuevo, General?

LA ESPADA PACIFISTA


Había una vez una espada preciosa. Pertenecía a un gran rey, y desde siempre había estado en palacio, partipando en sus entrenamientos y exhibiciones, enormemente orgullosa. Hasta que un día, una gran discusión entre su majestad y el rey del país vecino, terminó con ambos reinos declarándose la guerra.
La espada estaba emocionada con su primera participación en una batalla de verdad. Demostraría a todos lo valiente y especial que era, y ganaría una gran fama. Así estuvo imaginándose vencedora de muchos combates mientras iban de camino al frente. Pero cuando llegaron, ya había habido una primera batalla, y la espada pudo ver el resultado de la guerra. Aquello no tenía nada que ver con lo que había imaginado: nada de caballeros limpios, elegantes y triunfadores con sus armas relucientes; allí sólo había armas rotas y melladas, y muchísima gente sufriendo hambre y sed; casi no había comida y todo estaba lleno de suciedad envuelta en el olor más repugnante; muchos estaban medio muertos y tirados por el suelo y todos sangraban por múltiples heridas...
Entonces la espada se dio cuenta de que no le gustaban las guerras ni las batallas
. Ella prefería estar en paz y dedicarse a participar en torneos y concursos. Así que durante aquella noche previa a la gran batalla final, la espada buscaba la forma de impedirla. Finalmente, empezó a vibrar. Al principio emitía un pequeño zumbido, pero el sonido fue creciendo, hasta convertirse en un molesto sonido metálico. Las espadas y armaduras del resto de soldados preguntaron a la espada del rey qué estaba haciendo, y ésta les dijo:
- "No quiero que haya batalla mañana, no me gusta la guerra".
- "A ninguno nos gusta, pero ¿qué podemos hacer?".
- "Vibrad como yo lo hago. Si hacemos suficiente ruido nadie podrá dormir".
Entonces las armas empezaron a vibrar, y el ruido fue creciendo hasta hacerse ensordecedor, y se hizo tan grande que llegó hasta el campamento de los enemigos, cuyas armas, hartas también de la guerra, se unieron a la gran protesta.
A la mañana siguiente, cuando debía comenzar la batalla, ningún soldado estaba preparado. Nadie había conseguido dormir ni un poquito, ni siquiera los reyes y los generales, así que todos pasaron el día entero durmiendo. Cuando comenzaron a despertar al atardecer, decidieron dejar la batalla para el día siguiente.
Pero las armas, lideradas por la espada del rey, volvieron a pasar la noche entonando su canto de paz, y nuevamente ningún soldado pudo descansar, teniendo que aplazar de nuevo la batalla, y lo mismo se repitió durante los siguientes siete días. Al atardecer del séptimo día, los reyes de los dos bandos se reunieron para ver qué podían hacer en aquella situación. Ambos estaban muy enfadados por su anterior discusión, pero al poco de estar juntos, comenzaron a comentar las noches sin sueño que habían tenido, la extrañeza de sus soldados, el desconcierto del día y la noche y las divertidas situaciones que había creado, y poco después ambos reían amistosamente con todas aquellas historietas.
Afortunadamente, olvidaron sus antiguas disputas y pusieron fin a la guerra, volviendo cada uno a su país con la alegría de no haber tenido que luchar y de haber recuperado un amigo. Y de cuando en cuando los reyes se reunían para comentar sus aventuras como reyes, comprendiendo que eran muchas más las cosas que los unían que las que los separaban.

DÍA DE LA PAZ. POESÍAS DE LA PAZ


























MAÑANA 30 DE ENERO
CELEBRAREMOS EL DÍA DE LA PAZ 
EN NUESTRO COLEGIO.