BOOKI

BOOKI

lunes, 7 de marzo de 2022

8 DE MARZO. DÍA DE LA MUJER

 

8 DE MARZO
DÍA DE LA MUJER
Este año vamos a conocer a la escritora , abogada ,política y
defensora de los derechos de la mujer y del voto femenino Clara
Campoamor y, de este modo ,conocer su labor y valorar su
transcendencia en la historia.
Para ello vamos a ver estos vídeos.
 
 
 
 
  
 
 

jueves, 24 de febrero de 2022

FELIZ DÍA DE ANDALUCÍA

 

 


 

SE ACERCA EL DÍA DE ANDALUCÍA,

EL PRÓXIMO LUNES 28 DE FEBRERO,

Y YA PUEDES EMPEZAR A LEER 

 POESÍAS DE ANDALUCÍA...

 Poemas sobre Andalucía. Poesía para niños

 

miércoles, 1 de diciembre de 2021

3 DE DICIEMBRE. DÍA DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD


 
¡NO TE PIERDAS ESTOS VÍDEOS!


¿Qué quiere decir tener una discapacidad? 

Tener una discapacidad significa no tener una capacidad determinada.
Tal vez no puedas ver, oír o correr... pero has aprendido a utilizar tus sentidos de otra manera y a realizar otras cosas muy difíciles que te hacen ser una persona estupenda.

Por ejemplo, Laila no puede ver con los ojos y sin embargo descubre el mundo con sólo escuchar y tocar lo que le rodea.

Si lo piensas bien, hay mil cosas que puedes hacer: jugar, reír, aprender, soñar con los ojos abiertos, inventar historias, abrazar suavito, contar chistes, coleccionar estrellas, crecer cada día un poco… y sólo algunas cosas que no puedes hacer o haces de forma diferente. Pero ¿quién puede hacerlo todo?

¿Qué cosas podemos hacer si tenemos una discapacidad?

¡Prácticamente todo! Hay tal vez algunas pocas cosas que nunca llegues a hacer pero ¿puede el caballo dormir en el árbol como el lirón?, ¿puede el león volar como el águila?, ¿quién puede correr varios kilómetros sin cansarse?, ¿puede la serpiente correr como la gacela? No podemos hacer de todo, no y no pasa nada, vivimos miles de sensaciones diferentes.

Disfrutamos con lo que realmente es importante porque todos los niños y niñas queremos lo mismo: que nos quieran, divertirnos, jugar, aprender y querer.

Y si nos lo proponemos, un día cuando seamos mayores, llegaremos a ser lo que soñemos ser.

¿Cómo conoció Laila el mar?
Los ojos de Laila, como los de los topos, no ven. Un día preguntó a la maestra cómo era el mar. Al día siguiente, ésta trajo un dibujo en relieve. Laila acarició con las puntas de los dedos las olas sobre el papel, las gaviotas y los peces. Después, todos los niños y las niñas cerramos los ojos. Imitamos el ruido del mar. Acariciamos un montoncito de arena y nos movimos alrededor de Laila, como lo hacen las olas. ¡Ah!, y probamos el agua salada... Al final, la maestra nos enseñó una canción de delfines, barcos y ballenas. Aquel día Laila conoció el mar y el resto, aprendimos a sentirlo con el corazón.

¿Qué es la lengua de signos?
El lenguaje de signos es una lengua tan completa como el chino, el catalán o el castellano pero se habla con las manos. Es una lengua importante que hablan muchas personas que no pueden oír y también, cada vez más, personas que oyen bien.
Claudia es una niña extraordinaria. Ella no puede oír pero habla y entiende la lengua de signos. También sabe leer en los labios.

Samir, Carlos y yo siempre queremos jugar con Claudia. Cuando estoy cerca de ella, miles de mariposas revolotean en mi estómago y, cuando me habla, noto que me pongo colorado. Como Claudia se da cuenta de todo, yo sé que sabe que estoy por ella. Estoy aprendiendo a hablar la lengua de signos.

¿Cómo son las escuelas accesibles?
Son escuelas que tienen en cuenta que cada una y cada uno de nosotros y nosotras tenemos distintas necesidades. Son escuelas con luces en las puertas para avisar de la hora del recreo. Con libros, mapas y dibujos en “braille”, pensados para los niños y niñas que no pueden ver. Tienen puertas de colores brillantes para distinguir dónde está la biblioteca o la cocina.
Son escuelas con rampas y puertas anchas para que pasen las sillas de ruedas. Sus maestros y maestras nos escuchan y nos enseñan. Son escuelas inteligentes y amables. Son escuelas para todos y para todas.

¿Qué derechos tenemos los niños y las niñas?
Todos los niños y las niñas tenemos derecho a que nos quieran, a jugar, a recibir una atención especial, a crecer en paz…
Los niños y niñas tenemos derecho a ser felices, respetados y a vivir intensamente. Debemos estar orgullosos de quiénes somos y de cómo somos.


RECUERDA...

Vuela alto como el águila. No dejes nunca de soñar porque un día serás aquello que sueñes ser: astronauta, directora de orquesta, médico, carpintera, jefa de gobierno, maestro, guardabosques o veterinaria... Ahora es tiempo de imaginar y prepararte. Si tú lo quieres, no habrá barreras para ti. Tú puedes volar tan alto como quieras y llegar a ser aquello que te propongas ser. ¡No lo olvides!

Nadie es igual a nadie y ése es nuestro tesoro.
Mira alrededor y escucha el canto del colibrí, la mirada reposada de la lechuza, el caminar de la gacela, el hacer de la abeja... Cada animal tiene su forma de vivir, de caminar, de mirar… Tú eres una persona única: sabes lo que quieres, sabes cómo jugar, aprender o conversar...
¡A tu manera!

Como el león en la selva, siente el orgullo de saber quién eres. Siéntete feliz por ser como eres. Tu familia, tus amigos y amigas, las personas que te conocen, te quieren y admiran por lo que eres.
Porque para todos y todas eres importante y especial. Tú haces que cada día sea una aventura. No hay en todo el mundo nadie igual a ti. Saberlo nos hace sentir únicos y muy valiosos.
¡Recuérdalo!

Tienes derecho a recibir una educación, a tener cariño, a no encontrar dificultades para leer, escuchar cuentos, aprender, desplazarte, jugar, conversar o querer. Tienes derecho a crecer feliz.

Tienes derecho a levantarte cada día esperando que algo sorprendente ocurra. Cada día te guarda una sorpresa. ¡No lo dudes!

Como el lobo, aprende a respetar y a querer a tus compañeros y compañeras. Cada niño y cada niña esconden un tesoro. No importa lo diferentes que seamos, siempre podremos aprender de nuestros amigos y amigas. A lo largo de tu vida, te encontrarás con personas distintas. Te cruzarás con niños y niñas, todos y todas diferentes. Haz que siempre se sientan respetados y queridos.

Aprende a ver con otra mirada: -Lo esencial es invisible a los ojos, -le dijo el zorro al Principito...







6 DE DICIEMBRE. DÍA DE LA CONSTITUCIÓN

 

EL PRÓXIMO 6 DE DICIEMBRE CELEBRAREMOS 

EL DÍA DE LA CONSTITUCIÓN.

¿SABES QUÉ ES LA CONSTITUCIÓN?

NO TE PIERDAS ESTOS VÍDEOS...

 
¿TE GUSTA CANTAR?
ESTA CANCIÓN DE LA CONSTITUCIÓN 
TE ENCANTARÁ.
(CON LA MELODÍA DE "TENGO UNA MUÑECA VESTIDA DE AZUL") 



DESPUÉS DE CANTAR LA CANCIÓN
 DE LA CONSTITUCIÓN,
PUEDES LEER TODA ESTA INFORMACIÓN...
 
 
 
 
YA CONOCES QUÉ ES LA CONSTITUCIÓN,
AHORA PUEDES HACER ALGUNAS FICHAS...











 

martes, 26 de octubre de 2021

SI TE GUSTA DIBUJAR Y COLOREAR...

 







SING THE SONGS


YOU CAN LEARN VOCABULARY FOR HALLOWEEN... 
AND SING THE SONGS!!! 
 
 

¿TE DAN MIEDO LOS MONSTRUOS?

 


¿TE DAN MIEDO LOS MONSTRUOS?
Hace mucho tiempo, la mayoría de los monstruos eran seres simpáticos y golosos, tontorrones y peludos que vivían felizmente en su monstruoso mundo. Hablaban y jugaban con los niños y les contaban cuentos por las noches. Pero un día, algunos monstruos tuvieron una gran discusión por un caramelo, y uno se enfadó tanto que sus furiosos gritos hubieran asustado a cualquiera. Y entre todos los que quedaron terriblemente asustados, las letras más miedosas, como la L, la T y la D, salieron corriendo de aquel lugar. Como no dejaron de gritar, las demás letras también huyeron de allí, y cada vez se entendían menos las palabras de los monstruos. Finalmente, sólo se quedaron unas pocas letras valientes, como la G y la R , de forma que en el mundo de los monstruos no había forma de encontrar letras para conseguir decir algo distinto de " GRRR!!!", "AAAARG!!!" u "BUUUUH!!!". A partir de aquello, cada vez que iban a visitar a alguno de sus amigos los niños, terminaban asustándoles; y con el tiempo, se extendió la idea de que los monstruos eran seres terribles que sólo pensaban en comernos y asustarnos.
Un día, una niña que paseaba por el mundo de los monstruos buscando su pelota, encontró escondidas bajo unas hojas a todas las letras, que vivían allí dominadas por el miedo. La niña, muy procupada, decidió hacerse cargo de ellas y cuidarlas, y se las llevó a casa. Aquella era una niña especial, pues aún conservaba un amigo monstruo muy listo y simpático, que al ver que nada de lo que decía salía como quería, decidió hacerse pasar por mudo, así que nunca asustó a nadie y hablaba con la niña utilizando gestos. Cuando aquella noche fue a visitar a su amiga y encontró las letras, se alegró tanto que le pidió que se las dejara para poder hablar, y por primera vez la niña oyó la dulce voz del monstruo.
Juntos se propusieron recuperar las voces de los demás monstruos, y uno tras otro los fueron visitando a todos, dejándoles las letras para que pudieran volver a decir cosas agradables. Los monstruos, agradecidos, les entregaban las mejores golosinas que guardaban en sus casas, y así, finalmente, fueron a ver a aquel primer monstruo gruñón que organizó la discusión. Estaba ya muy viejecito, pero al ver las letras, dio un salto tan grande de alegría que casi se le saltan los huesos. Y mirando con ternura las asustadas letras, escogió las justas para decir "perdón". Debía llevar esperando años aquel momento, porque enseguida animó a todos a entrar en su casa, donde todo estaba preparado para grandísima fiesta, llena de monstruos, golosinas y caramelos. Como las que  se hacen en Halloween hoy día; qué coincidencia, ¿verdad?

POESÍAS DE HALLOWEEN















 

TEETH, EL VAMPIRO DESDENTADO

 

TEETH, EL VAMPIRO DESDENTADO


Teeth tenía la mejor dentadura de su familia, con unos grandes colmillos a cada lado de la boca, blancos y brillantes, que se cepillaba tres veces al día con pasta especial para colmillos. El vampiro benjamín de la familia Dráculez, estaba muy orgulloso de su dentadura, y de los cuidados que le daba.
Desde hacía muchos años, cuando su bisabuelo el Conde Drácula Dráculez abandonó este mundo por haber mordido una granada en mal estado, Teeth y su familia dejaron de lado la costumbre de morder todo aquello que fuera de color rojo, así que no comían granadas, sandía, tomates, cerezas, arándanos ni fresas.
cuento-infantil-vampiro-halloween
Seguían siendo felices sin el color rojo en su vida, aunque a veces tenían alguna recaída, y tenían que ver fotos de esos alimentos en mal estado para asegurarse de que lo que estaban haciendo estaba bien.

El día de Halloween lo celebraban a lo grande, y sólo ese día se dedicaban a morder cosas naranjas, un color parecido al rojo pero que no les traía malos recuerdos. Teeth estaba arreglándose para la gran fiesta, y quiso darse un homenaje mordiendo una calabaza muy naranja.
De repente, Teeth sintió un dolor muy fuerte en toda su boca, y los colmillos blancos y brillantes se le cayeron al suelo. La calabaza estaba muy naranja, pero no estaba en su punto de madurez, así que Teeth, por no comprobar la dureza de la calabaza, se quedó completamente desdentado.
Fue una auténtica mala noticia para su familia, aunque no tuvo el mismo final que su bisabuelo, lo que le pasó a Teeth, también marcó un antes y un después en la familia Dráculez.
Todos los Dráculez se quitaron los colmillos de la misma manera que Teeth, mordiendo algo duro y naranja. Teeth se sintió muy triste por perder su magnífica dentadura, y estuvo varios días sin salir de su escondite secreto.
Cuando se le pasó ese malestar que le consumía, fue a ver a sus padres al panteón donde vivían. Al ver a sus padres también desdentados se sintió algo mejor, aunque aún se sentía con la necesidad de hacer algo para compensar el prestigio de su familia.
¡El vampiro desdentado tuvo una gran idea!. Fue al supermercado y compró todas las fresas, cerezas y alimentos rojos que encontró, se fue de nuevo a su escondite secreto y preparó una sopa roja, que al probarla, casi se cae de lo rica que estaba.
Cuando la cantidad de sopa fue suficiente para que todos los miembros de su familia la probaran, fue al panteón y allí estaban todos, cabizbajos y tristes porque no podían morder absolutamente nada sin colmillos. Teeth les dio a probar su riquísima sopa, y de repente:
– “Teeth, ¿qué es esto?, está muy bueno este caldo, ¡y es rojo!”, – dijo su madre.
“¡Has incumplido el código Dráculez, algo rojo y sin morder!”, – dijo su padre.
Sus hermanos no decían nada porque estaban muy ocupados apurando el recipiente donde Teeth había preparado su pócima secreta.
De pronto comenzaron a notar una sensación rara en sus bocas, ¡los colmillos les estaban creciendo de nuevo!. Fue entonces cuando Teeth abrió su boca, y todos vieron que volvía a tener dientes, y esta vez eran más perfectos y bonitos que antes de la calabaza dura.
La familia de Teeth volvió a sonreír, y se dieron cuenta que había sido gracias a él. Teeth les contó a todos el secreto de su pócima, la cual estaba hecha con todo tipo de frutos rojos y alimentos rojos con muchas vitaminas, las cuales hacían crecer los huesos y los dientes muy rápido, y muy fortalecidos.
Así fue como Teeth volvió a ser el vampiro más orgulloso con su dentadura, y como todos juntos aprendieron a superar comentarios negativos, y leyendas sin comprobar, que durante tantos años les habían privado de salud y buen humor.
FIN