BOOKI

BOOKI

jueves, 4 de febrero de 2016

EL CARNAVAL

EL ORIGEN DEL CARNAVAL

          Los carnavales están ya a la vuelta de la esquina. Todos andamos como locos preparando los disfraces. La música de fiesta y el alboroto no se harán esperar mucho, y es necesario estar preparados para estos días alegres y divertidos que se avecinan.
          Sin embargo no está de más que los niños aprendan de donde viene esta costumbre y cuales fueron sus orígenes., el significado que tiene y porqué se realiza en estas fechas. Si queréis trabajar el carnaval, no solo haciendo disfraces, aquí encontraréis otras alternativas.

HISTORIA DEL CARNAVAL CONTADA A LOS NIÑOS

          El carnaval nació hace muchísimos años, mucho antes de que naciera Cristo, cuando los campesinos se reunían en el verano para celebrar las buenas cosechas y pedir a los dioses que les protegieran de los malos espíritus. Alrededor de una hoguera los hombres  se pintaban y cubrían el rostro con caretas mientras bailaban.

          Sin embargo, la primera fiesta de carnaval reconocida como tal , tuvo lugar en Egipto. Por unos días los egipcios ocultaban la clase social a la que pertenecían con una máscara en la cara, y se reunían en las calles para cantar y bailar. Se trataba de una fiesta pagana.

          Después los Romanos empezaron a celebar esta fiesta al comienzo de la primavera. Lo hacían en honor a Momo, el dios de la diversión y la burla. Y durante esta fiesta, que ellos la llamaban carrus navalis, paseaban por las calles a Baco, el dios del vino, sobre un barco con ruedas y toda la gente bailaba y se divertía alrededor suyo.


          Mas tarde, en la Edad Media, era costumbre llamar al carnaval "fiesta de la locura" porque la gente gustaba de gastar bromas en los lugares públicos oculta tras un disfraz. La Iglesia Católica trató de evitarlo, pero como no tuvo éxito incorporó la fiesta a su calendario considerándola un periodo de alegría y jolgorio antes de comenzar la Cuaresma, tiempo de oración y abstinencia.

          Las fiestas duraban tres días antes del Miércoles de Ceniza. La costumbre se extendió por toda Europa, y llegó hasta América de la mano de los conquistadores

          En España, durante el reinado de los Reyes Católicos la gente se disfrazaba para gastar bromas a los amigos, familiares..., pero cuando llegó Carlos I prohibió la fiesta porque atentaba contra las medidas de seguridad. Su hijo Felipe II y su nieto Felipe III, continuaron con la prohibición, hasta que Felipe IV volvió a dar permiso para que se celebrara esta antigua costumbre.


          Hoy en día los carnavales se celebran en muchos países del mundo, y a pesar de las diferencias culturales que existan entre ellos, durante unos días todo es alegría, y los bailes , desfiles y disfraces son algo que les une a todos ellos.
¿HAS PREPARADO YA TU DISFRAZ?

POESÍA PARA CARNAVAL

SI PINTO MI CARA
Si pinto mi cara
con muchos colores
y adorno mi traje
con cintas y flores,
si canto canciones
y llevo antifaz,
ríete conmigo
porque es carnaval.



Cómo celebran los niños el carnaval 

en los distintos países del mundo.


Alegría, música, baile, canciones, desfiles, disfraces y sobre todo, mucha diversión, hacen que el Carnaval sea una de las fiestas más divertidas del año. Tanto pequeños como mayores se lo pasan en grande. Es la excusa perfecta para que toda la familia al completo salga a celebrar la fiesta más alegre del año.
A los niños les encanta disfrazarse y convertirse, al menos, por un día, en su personaje favorito. No obstante, Carnaval, no sólo es música, color y disfraces, sino que también es relato y tradición, y por ello, en función del sitio en el que tenga lugar la celebración, los disfraces son distintos. Más llamativos o más tradicionales, el país entero se vuelca para celebrar esta gran fiesta que ya se ha convertido en un espectáculo para toda la familia.

Fiesta de Carnaval en el mundo

El Carnaval en el mundo
Los carnavales más conocidos del mundo y que ostentan el título de Fiesta de Interés Internacional son: Río de Janeiro (Brasil), Venecia (Italia), Barranquilla (Colombia), Tenerife y Cádiz (España).
- Carnaval de Río de Janeiro: Es carnaval en Río de Janeiro y los cariocas se echan a la calle a ritmo de samba para rendir culto a esta fiesta. Las escuelas de baile inundan el Sambódromo y el país entero vibra a ritmo de la música. Todos los años atrae a miles de visitantes de todo el planeta, y no es de extrañar, ya que se trata de uno de los desfiles más espectaculares del mundo. Un espectáculo en el que los niños también son los protagonistas.
Los más pequeños de la casa son los encargados de desfilar a ritmo de samba en una carroza dedicada especialmente para ellos. Asimismo, entre tanta celebración, los niños podrán degustar los sabrosos Brigadeiros, un dulce típico de Brasil elaborado a base de chocolate que hará las delicias de los más peques. Cuatro días de festejos que envuelven a los habitantes de Río.



- Carnaval de Venecia: El carnaval de Venecia es único en el mundo y su tradición se remonta al siglo XI. Los disfraces típicos del carnaval veneciano son trajes de época del siglo XVII.
Una de las cosas que más llama la atención a los turistas que acuden a la bella ciudad italiana, son las preciosas máscaras, que constituyen el elemento más característico de esta tradición veneciana. Una fiesta donde tiene cabida la diversión para toda la familia.
Los niños son las grandes estrellas de esta fiesta, ya que son los encargados de elegir a la máscara más bonita de todo el Carnaval. Venecia se transforma en un auténtico escenario teatral donde los bailes, las canciones, el teatro de títeres y la belleza de los trajes y las máscaras son su gran seña de identidad.
El carnaval veneciano está dedicado, sobre todo, a los niños. En Campo San Polo, se desarrolla la fiesta dedicada a los más pequeños de la casa, donde actores y animadores invitan a los niños a jugar con las historias y las máscaras del Carnaval veneciano.
Saltimbanquis, payasos y arlequines serán los encargados de transportar el encanto del carnaval veneciano a los más pequeños. Diez días en los que Venecia se ve envuelta en un espectáculo teatral repleto de magia.



- Carnaval de Barranquilla: Es uno de los más reconocidos del mundo y el más colorido y llamativo de toda Colombia. Es la fiesta en la que puede disfrutar toda la familia. El Carnaval de los niños es un espacio de participación para los pequeños, en el que se resaltan los valores y las tradiciones culturales. Además de conocer la historia y tradición, los peques podrán formar parte de los desfiles, carrozas, espectáculos y la batalla de flores que tiene lugar cada año. Los disfraces más tradicionales del carnaval barranquillero son el de marimonda, el garabato, el congo, el torito y el monocuco.
En esta celebración, los niños se convierten en los verdaderos protagonistas, donde incluso, gozan de su propio desfile en el que podrán elegir a sus propios reyes del Carnaval. Ellos, con su alegría, ternura y espontaneidad, muestran el amor por estas fiestas, que han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad.



- Carnaval de Tenerife: Desfiles, carrozas, reinas, comparsas, murgas, todo parece indicar que se acerca ¡el Carnaval de Tenerife! En esta época, grandes y pequeños se lanzan a la calle para bailar al son de las orquestas callejeras y de los ritmos tropicales que inundan esta isla de Canarias durante más de una semana. En el carnaval tinerfeño, los niños también pueden formar parte de esta tradición, participando en el concurso de murgas infantiles y eligiendo a su propia reina del Carnaval.
Asimismo, cuentan con su propio Carnaval, el Carnavalito, y podrán ser testigos de los disfraces más espectaculares en el concurso que tiene lugar cada año. Otro de los grandes atractivos para los críos, son las numerosas actuaciones y espectáculos que tienen lugar en La Plaza del Príncipe, de Europa y de la Concordia. Allí los niños podrán dar rienda suelta a su fantasía y adentrarse en la  historia del carnaval con las actividades que la isla tiene preparadas para ellos.





- Carnaval de Cádiz: Frente a los espectaculares desfiles y carrozas que envuelven a medio mundo durante esta época, el Carnaval de Cádiz se caracteriza por la ironía y la burla de las chirigotas gaditanas. Su sentido del humor es lo que hace tan especial a este carnaval gaditano. Del mismo modo que los mayores tienen espacio para dejar volar su imaginación, los pequeños se abren hueco en este alegre Carnaval para demostrar su gran sentido del humor en el concurso de murgas, comparsas y chirigotas infantiles que tiene lugar cada año.



Se acercan los Carnavales y es hora de enfundarse en un disfraz y una máscara para salir a la calle a festejar, porque ante todo, 
¡¡¡LA VIDA ES CARNAVAL!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada