BOOKI

BOOKI

lunes, 30 de noviembre de 2015

JUNTOS PODEMOS CONSEGUIRLO...

EL CARACOL QUE QUERÍA

BUSCAR EL SOL.


image
 Había una vez
un pequeño caracol
que quería conocer
el lugar por el que salía el sol.
...Y camina que caminarás, no descansó en siete días y siete noches. Aún no lo había encontrado, pero se paró, porque le empezó a dar un dolor muy fuerte en la barriga. Vio una col y quiso cortar una hoja para hacerse una sopita que aliviaría el dolor. 
Y tira que tirarás, no la pudo arrancar.
Con estas pasó un ESCARABAJO y le dijo:
-¿Qué haces caracol?
-Quiero arrancar esta hoja de col,
pues he pillado un buen dolor,
yendo a ver por dónde sale el sol.
-Como veo que solo no puedes, yo te ayudaré.
Y el escarabajo agarró al caracol
y tira que te tirarás,
pero a pesar del esfuerzo
la hoja no se movió.

Con estas pasó una RANA
-¿Qué hacéis aquí tan ajetreados?
Y el escarabajo respondió:
-Quiero ayudar al caracol
a arrancar la hoja de la col
pues ha pillado un buen dolor
al ir a ver por donde sale el sol.
La rana respondió:
-Cómo veo que solos no podéis, yo os ayudaré.
Y la rana agarró al escarabajo,
el escarabajo agarró al caracol,
y lo tres tira que te tirarás,
tira que te tirarás
y la hoja no se quería soltar.
Con estas pasó un SAPO y dijo:
-¿Qué hacéis tan ajetreados?
Y le contestaron:
-Ayudamos al caracol
a arrancar la hoja de la col,
pues ha pillado un buen dolor
al ir a ver por dónde sale el sol.
-Como veo que solos no podéis, yo os ayudaré.
Y el sapo agarró a la rana,
la rana agarró al escarabajo,
el escarabajo agarró al caracol,
y los cuatro tira que te tirarás,
tira que te tirarás, pero la hoja no se quería soltar.
Con estas pasó una ARDILLA y dijo:
-¿Qué hacéis tan ajetreados?
Y le contestaron:
-Ayudamos al caracol
a arrancar la hoja de la col,
pues ha pillado un buen dolor
al ir a ver por dónde sale el sol.
-Como veo que solos no podéis, yo os ayudaré.
Y la ardilla agarró al sapo,
el sapo agarró a la rana,
la rana agarró al escarabajo,
el escarabajo agarró al caracol,
y los cinco tira que te tirarás,
tira que te tirarás, pero la hoja no se quería soltar.
Con estas pasó un CONEJO y dijo:
-¿Qué hacéis tan ajetreados?
Y le contestaron:
-Ayudamos al caracol
a arrancar la hoja de la col,
pues ha pillado un buen dolor
al ir a ver por dónde sale el sol.
-Como veo que solos no podéis, yo os ayudaré.
Y el conejo agarró a la ardilla,
la ardilla agarró al sapo,
el sapo agarró a la rana,
la rana agarró al escarabajo,
el escarabajo agarró al caracol,
y tira que tirarás, tira que tirarás
y tanto tiraron que arrancaron la hoja de la col
y con ella la col entera,
pero del tirón todos cayeron al suelo y quedaron:
Desplomados,
Aplastados,
Descostillados,
Cuellotorcidos,
Desnarigados,
Patiquebrados
Todos, todos excepto el escarabajo
que fue a pedir ayuda y la encontró.
Pronto estuvieron todos curados,
haciéndose entre ellos muy buenos amigos
y fue también así como el cuento se terminó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada